La Caída: Lucía Puenzo vuelve al cine con una eficaz película sobre el acoso en el deporte

Lucía es la hija de un gran director argentino: Luis Puenzo. Pero, como también lo hizo Sofia Coppola, ella armó su nombre propio, su estilo personalísimo, que no tiene filiaciones con el de su padre. Así lo vuelve a ratificar con este film que acaba de estrenar por Amazon Prime: “La caída”.



Esta rigurosa y solvente realizadora y guionista argentina que es Lucía Puenzo hace más de una década que se ha enfocado en las historias por capítulos. Y no le ha ido nada mal: “Cromo” es un producto de alto nivel televisivo en el que campea a sus anchas la poética sugestiva, elegante y enigmática de Puenzo.


Estos mismos rasgos son los que se trasladan a “La caída”, una historia fuerte, actual y polémica.


Es que el film se basa en las experiencias denunciadas por la clavadista mexicana Azul Almazán, que en 2018 acusó a su entrenador de abusos sexuales. Pero no cuenta estrictamente su historia sino que reúne también las vivencias dolorosas de la protagonista de la película, Karla Souza (”Todos queremos a alguien”, “Jacob’s ladder”, “El presidente”). De hecho, Souza es la que le propuso el film a Puenzo; movilizada por haber vivido una experiencia similiar a la de la deportista. Por eso funge como productora en él. Es su forma, como artista, de sublimar-denunciar las hostigaciones sexuales que sufren las mujeres en sus ámbitos laborales: Almazán en el deporte, Souza en el cine.



Yendo estrictamente al film, “La caída” cuenta la historia de una célebre clavadista mexicana (Mariel-Souza) que se está entrenando para enfrentar su última posibilidad de competir en los Juegos Olímpicos. Le toca en suerte una coequiper de apenas 14 años (Nadia/Dèja Ebergenyi). La madre de la chica acusa al entrenador de ambas de acoso sexual y este hecho comienza a corroer por dentro a Mariel que guarda en su pasado asuntos oscuros.


Cómo es "La caída"

Con una gran delicadeza para con las actrices, Puenzo hunde profundo el dedo en la herida y extrae de allí un relato complejo, en nada lineal ni aleccionador. Es, efectivamente, el desandar el camino de aquellas que sobreviven al trauma.


La película tiene, como es habitual en la poética narrativa cinematográfica de esta directora, una tensión que crece sin prisas para generar inquietud en el espectador. Los primeros planos, los encuadres mínimos-máximos, el esteticismo en los planos generales llenos de sugestión a los que suele acudir Puenzo (”XXY”, “Wakolda”) generan el clima perfecto para que la protagonista de este drama vaya y venga en su angustia interna. Y nosotros, los espectadores, caminemos con ella por esos límites que rozan la desesperación.



Karla Souza se compromete al máximo con este papel y entrega un personaje intenso, repleto de detalles que la cámara del director de fotografía, Nicolás Puenzo (hermano de la directora), atrapa con gran expresividad. Y los sostiene hasta el final del film, para expandirlos liberadores casi llegando a los créditos. Gran trabajo de Souza.


Un muy buen regreso es éste de Puenzo al mundo del cine. Una historia que no cae en sensiblerías pero sí es sensible, sentida, seria, profunda como las aguas en las que nada la Mariel de su trama.



La ficha

La caída (La caída, 2022, México, 95′). Género: Drama/Thriller. Dirección: Lucía Puenzo. Guion: Mónica Herrera, Samara Ibrahim, Tatiana Merenuk, María Renée Prudencio, Lucía Puenzo. Fotografía: Nicolás Puenzo. Con: Karla Souza, Hernán Mendoza, Dèja Ebergenyi. Disponible en: Amazon Prime. Calificación: Muy buena

18 visualizaciones0 comentarios