Lucy & Desi: el gran documental que estrenó Amazon Prime sobre el mito de Lucille Ball

No es que no sea importante: Lucille Ball es una de las grandes comediantes estadounidenses del universo audiovisual del siglo XX, junto a Doris Day.


La primera brilló en la tv con un programa que hizo historia, cambió la industria y la catapultó a la fama. La segunda fue la damita inocente de las comedias románticas de Hollywood en las épocas en que ese género empezó a brillar en los ‘50 y ‘60; hacia fines de los ‘90, la potencia del merchandising en los tanques terminó con su auge.




Hay también otras diferencias entre Ball y Day: mientras que Lucille apostó a la comedia física, a los gags y el slapstick (mucho de sus juegos corporales recuerdan por ejemplo a Buster Keaton); Doris fue el modelo de mujer inocente y encantadora que el puritano Estados Unidos de los ‘50 tenía reservado para las amas de casa de las plateas como elemento identificador.


Sin embargo Lucille Ball, y tampoco Doris Day, fueron motivo de revival hasta hoy.


Y fue a partir de los Oscar 2022, y con el empuje fenomenal de Amazon Prime que vio venir el fenómeno, que la figura de Lucille Ball cobró una magnitud insospechada por la faena interpretativa de otra gran actriz, Nicole Kidman.


La película “Being the Ricardos”, dirigida por Aaron Sorkin, que se ofrece en la plataforma y que postuló en los Oscars a los rubros de mejores actuaciones para Kidman y Javier Bardem se convirtió en suceso porque es buena, muy buena.


Y con este envión se estrenó en Amazon Prime un documental que da cuenta de la relación entre Lucille Ball y Desy Arnaz dirigido por Amy Poehler; comediante, escritora, productora y directora que ha sido socia de Tina Fey en varias exitosas comedias.


El documental se llama “Lucy & Desi” y es tan sólido narrativamente como la ficción que interpretan Kidman y Bardem. Además de que funciona a la perfección como un complemento del film dirigido Sorkin.




En él Poehler explora el ascenso artístico de Ball, cómo transcurrió toda su relación con Desi Arnaz hasta la muerte del actor y productor, y qué implicó en el mundo del espectáculo la revolucionaria comedia televisiva “I love Lucy”.


Poehler apela no solo a muy buenos archivos y entrevistas importantes sino que engarza estos materiales con un criterio fílmico ajustadísimo, a fin de lograr un panorama completo, respetuoso, afectivo y próximo sobre la figura de ambos artistas.


”Lucy & Desi” tuvo su paso por el Festival de Sundance y hace foco más en la pareja, la vida de familia, las trayectorias de ambos intérpretes y la importancia del programa para la industria televisiva estadounidense que la película sobre ellos.


Por ejemplo, deja claro cómo las técnicas que aplicaba “I love Lucy” para su grabación marcaron a fuego las producciones que le siguieron, y nos recuerda que Arnaz-Ball fueron mentores con su compañía Desilu de series memorables como “Los intocables”, “Manix”, “Star Trek” y “Misión Imposible”. Así de importante fue el legado de esta dupla.


De hecho el episodio que es nudo de conflicto en “Being the Ricardos” (la afiliación de Lucy al partido comunista y su acusación en la era macartista) es apenas un apunte en el documental.


También hay en “Lucy & Desi” lugar para los amoríos de Arnaz, sus problemas con la bebida, la necesidad de que Lucille se hiciese cargo de los estudios Desilu cuando él ya no estaba en condiciones, el divorcio, las nuevas parejas. Es un paneo completísimo, interesantísimo, y sin fisuras sobre la vida de dos personajes de gran influencia en la industria audiovisual del siglo XX.


Cobra un alto valor la principal entrevistada del documental, la hija mayor de la pareja Lucie Arnaz Luckinbill. Pero también están allí personas esenciales como las comediantes Carol Burnett y Bette Midler que cuentan cómo Ball las acogió como maestra y mentora en los inicios de sus carreras.


Amy Poelher, comediante de fuste, se toma el trabajo de disponer el material grabado para mostrar el inmenso talento de Lucille Ball en el terreno de la comedia física. Y allí también nos devela que no fue su plan, ni su norte interpretativo, sino que ese talento es fruto del esfuerzo denodado de la actriz por destacarse.



Hay también hermosos momentos de películas caseras que nos acercan la intimidad de la familia y de ellos; muchos “detrás de escena” de las filmaciones de “I love Lucy” que aportan aún más a la magnitud del fenómeno.


Así es como Poelher logra lo que apenas esbozó Sorkin con “Being the Ricardos”: instalar en las nuevas generaciones a Lucille Ball como un mito insoslayable de nuestra cultura audiovisual de Occidente.


Ahora esperamos que alguien con idéntica agudeza e inteligencia pose sus ojos en Doris Day. Puede que la actriz no tenga el mismo peso específico de legado que Lucille, pero sí es una ventana de posibilidad para recuperar la gloria de la noble comedia romántica como género cinematográfico.


La ficha

Lucy y Desi (EE.UU., 2022, 103 min.). Género: Documental biográfico. Dirección: Amy Poehler. Guion: Mark Monroe. Música: David Schwartz. Fotografía: Axel Baumann. Con: Bette Midler, Carol Burnett, Norman Lear, Michael Stern, Lucie Arnaz. Disponible en: Amazon Prime. Nuestra calificación: Excelente

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo